martes, 2 de septiembre de 2008

Martes y trece


Ya que va de mal fario, hoy martes, entrada numero trece. Albox ´08. Concurso al que fui hace unos meses. El colmo. Esperando el fallo vi a dos compañeros hablando con un señor. No tenia pinta de pintor, ni parecía ser un amigo. Pensé “algo interesante se cuece”, así que me plante allí, a husmear. Así era, el señor resulto ser del jurado. Un tipo muy simpático que decía ser ceramista e invitado por el alcalde a participar como jurado junto a el y una concejala de “noseque”. Entonces suelta un rollo de que a el le ha gustado un cuadro “que es abstracto pero si te alejas se ve como una perspectiva”, pero que al alcalde y la concejal no les ha gustado. Evidentemente habla de mi cuadro pero no se si dice esto a modo de broma sabedor de que lo había pintado yo (éramos solo 15) o el comentario nace de la más absoluta sinceridad.


Todo esto como anécdota carece de valor, pero si miras la galería de obras presentadas y premiadas aquí de harás una idea de lo absurdo que puede resultar un concurso de rápida.

Curiosamente el cuadro es parecido al de Cazorla.

2 comentarios:

djpedrus dijo...

vaya tongazo el primer premio....
del pueblo no? jeje

Ignatius dijo...

Pues hombre, tongazo no se... muchas veces es simplemente incultura. La gente se bebe un vinito a la hora de comer sin enbargo nadie se presentaria como "catador". En pintura, sucede lo contrario. Cualquiera que tenga un cuadro colgado en su casa se cree con capacidad de juzgar una obra y se te presenta como jurado en un certamen. El alcalde, el concejal de fiestas... da igual. A veces te presentan a un licenciado en BBAA como si fuera la repanocha... es patético.