miércoles, 28 de enero de 2009

Puerto Lumbreras ´07


De todas las obras que he realizado en concursos de pintura rápida, y atendiendo a los valores que hoy despiertan mi simpatía, quizás este sea el cuadro que mas me gusta.

3 comentarios:

Acril dijo...

Silencio... Me gusta que no haya ruido en las obras.

Me gusta mucho el silencio, por eso dejé la Gran Manzana por el pequeño "abercoque" como dicen por aquí. Era un ruido terrible, absorbente, de agujero negro.

¿Sabes? ya están empezando a florecer los almendros, ya tienen yemas apuntando valientes a pesar del frío negro, "negrísmo" que hemos pasado por aquí, la nieve, el ciclón, el viento de locos.... Un ruido terrible, incesante, que te ahoga.

La vida se sigue abriendo paso, así, en silencio.

Tiene más fuerza el silencio que el ruido. Por eso me gustan tus cuadros.

Un abrazo, y gracias por dejarnos estas goticas.

Rosa.

Padme dijo...

En eso le doy la razón a Acril. Se percibe la calma y el silencio en cada una de tus pinturas.

Por cierto, ¿los lugares que trasladas al lienzo, los puedes elegir libremente?

A mi no sé si es la que más me gusta de todas las que te he visto, pero es genial como todas.

Bso.

Alberto Márquez dijo...

Pues si que hay algo de silencio en esos cuadros. Yo también prefiero el "albercoque". De todos modos a la hora da pintar me inspira mas el mobiliario urbano y me ponen las marcas viales... ¡Que cosas!

Normalmente nos dejan elegir motivo dentro del término municipal, otras veces casco urbano y las menos zonas acotadas como cascos histicos etc.

Gracias por vuestros acomentarios. Suben el ego.

Un abrazo.