lunes, 20 de octubre de 2008

Requena ´08


Requena es un concurso que despertaba en mi sentimientos contradictorios. Es un buen concurso, con muchos premios y gran afluencia de pintores, además es una ciudad bonita e interesada en la pintura. He ido dos veces. La primera no me seleccionaron. No era un mal cuadro. Se vendió allí. La segunda tampoco fui seleccionado. No pasar "el corte" es algo que me ha sucedido muy pocas veces, tres creo recordar. Este año no pensaba volver sin embargo el estado de embriaguez ganona en que me encuentro me empujo. Madrugón, carretera y manta. El ambiente, como siempre, estupendo, el gazpacho manchego con "rovellons" también muy bueno y el primer premio que me concedieron me dejo aún mejor sabor de boca.

P.D. Tanto primer premio produce en mi una lógica sensación de placer pero también una extraña vergüenza. ¿La soledad del ganador? O peor aún ... ¿Es el triunfo un fracaso ético?

7 comentarios:

elmusico dijo...

chico que,hay gandulitis no??
ni un pequeño comentario ni nada,el cuadro ahi pelao y yasta...
menos mal que esta guapo que si no

Ignatius dijo...

Subí la foto para mostrarsela a Coco y no tenia tiempo de comentar nada. Me alegro de que te guste. Un saludete.

elmusico dijo...

me alegro mucho de tu 1er premio,bueno,de los ultimos primeros premios.se ve que has dado con el estilo apropiado para este tipo de eventos.y lo que mencionas en la pd creo que es simplemente modestia,lo cual esta muy bien.

djpedrus dijo...

te vas a tener que hacer una habitación para los premios cómo pilles ritmo.. ^_^

Ignatius dijo...

Que va. Los premios son en metálico y el metal se evapora con mucha facilidad cuando lo caldean tres mañacos.

Manur dijo...

esta es la linea a seguir, estan muy bien, la prueva la tienes en ambos premios. la ausencia casi del color lo hace real, sin perder la frescura del dibujo. no te compliques, ve por hai.

Ignatius dijo...

"Sin riesgo no hay placer". Lo de repetir formula no funciona demasiado bien conmigo. Es un camino fácil y tentador pero no creo que me llevara por la senda del premio. Sin nuevas propuestas, riesgos y aventuras no me divierto tanto y eso se refleja en la obra. No pienso en ruptura, pienso en evolución, en como mover todo ese "espacio cromático". El gris, como tal, me llega a aburrir.